En una guitarra, la nota más grave, es la cuerda que tiene una frecuencia de vibración más lenta y la nota más aguda es la que tiene una frecuencia de vibración más rápida. Igualmente pasa con la voz de las personas. Las cuerdas vocales que ofrecen una frecuencia de vibración más lenta dan como consecuencia voces muy graves y las cuerdas vocales que ofrecen frecuencias de vibración más rápidas, dan como consecuencia voces agudas o finas.

El helio es un gas unas siete veces menos denso que el aire, esto hace que ofrezca menos resistencia a la vibración de las cuerdas vocales. Por este motivo hace que nuestras cuerdas vocales vibren con mayor rapidez y esto da como resultado una voz muy aguda e increíblemente graciosa.

 

 

 


− siete = 0